top of page
  • Foto del escritorFUE

Impacto circular: Programa de vermicompostaje comunitario

Actualizado: 21 nov 2023

Más de 8 mil kilos de desechos orgánicos serán compostados este 2023 en localidades remotas de la región de los Lagos y Aysén a través del programa Boyacompostar. Capacitamos a 45 familias en vermicompostaje y educación ambiental revalorizando aproximadamente 540 kg. de plástico provenientes de la industria acuícola para la elaboración de vermicomposteras.

Talleres de vermicompostaje y educación a 45 familias


En FUE, nos enorgullece compartir el progreso y éxito de uno de nuestros proyectos: "Boyacompostar Comunidades 2023", una iniciativa de vermicompostaje llevada a cabo con la empresa Salmones Camanchaca. Nuestra misión de promover la sostenibilidad y la educación ambiental ha llevado a transformaciones significativas en la vida de numerosas familias, dejando una firme huella en el camino hacia un futuro más sostenible.


Juntos por la sostenibilidad

Hemos trabajado codo a codo con 15 familias en tres localidades distintas: Río de la Plata, Agoni y Melinka. Debido a la distancia de centros urbanos o por su localización, estos tres territorios comparten una gran problemática: la dificultad para gestionar adecuadamente sus residuos domiciliarios. Es por esto que Salmones Camanchaca en conjunto con FUE, decidimos aportar en la solución.


En mayo de este año, comenzamos el taller en Agoni, comuna de Queilen, Chiloé. Este taller atrajo la participación de hombres y mujeres de diversas edades, muchos de los cuales son experimentados agricultores que cosechan para su alimentación diaria. El intercambio de conocimientos durante los 4 meses que duró el programa fue una experiencia enriquecedora tanto para ellos como para nosotros.

También, el mes de mayo comenzamos con el programa en Río de la Plata, en la comuna de Purranque. Aquí participaron otras 15 familias que tienen huertos e invernaderos. Lo que más nos llena de satisfacción es la iniciativa y la participación de otros miembros de la familia que siguieron el proceso en sus casas. Esto es fundamental para nosotros, ya que uno de nuestros propósitos es dejar un sello duradero en las distintas generaciones que componen los hogares.

Por último, el programa de Melinka que comenzó el mes de septiembre con el primer taller, donde presentamos a la comunidad el vermicompostaje y enseñamos cómo utilizar la vermicompostera FUE. Dentro de unas semanas estaremos visitando los domicilios de las personas para reforzar aprendizajes y realizar diagnósticos de sus vermicomposteras.


Transformando familias, Reduciendo Huella

El impacto de estos tres programas es destacable. Hemos capacitado a 45 familias en las prácticas de vermicompostaje y educación ambiental. También, hemos revalorizado aproximadamente 540 kg. de plástico proveniente de la industria acuícola en vermicomposteras resistentes y de buena calidad.

A lo largo de un año, habremos compostado 8100 kilos de desechos orgánicos, producido 2250 kilos de abono orgánico y reducido la emisión de 14,580 kilogramos de dióxido de carbono (CO2) en la atmósfera.



Un verde futuro por delante

En FUE, estamos comprometidos con la construcción de un futuro sostenible, comunidad por comunidad, familia por familia. Cada paso que damos nos acerca a un mundo más verde y limpio para las generaciones actuales y las venideras. Estamos orgullosos del viaje emprendido y las transformaciones que estamos logrando en colaboración con Camanchaca y las comunidades con las que trabajamos.

29 visualizaciones0 comentarios

コメント


bottom of page